Es considerada  como la leche sustituta de la leche materna. Ayuda en la

recuperación de diversas enfermedades.

  • Artritis

  • Acidez

  • Anemia

  • Ulceras estomacales

  • Problemas respiratorios.

  • Desarrolla la flora intestinal.

 Considerada como uno de los mejores alimentos para ancianos y niños.

Mucho más digestiva que la leche de vaca, pues tiene un menor tamaño de sus proteínas y grasas que hace que sean digeridas por las enzimas más fácilmente.

El consumo regular de leche de cabra, ayuda a disminuir el colesterol, aumenta las defensas y favorece la asimilación de proteínas y minerales.

Duración refrigerada 5 días máximo antes del consumo.